domingo, 5 de agosto de 2007

NAVIDAD EN CABANA

-----------------------------
FIESTA PATRONAL DE CABANA
15 AL 30 DE JULIO
-----------------------------



NAVIDAD Y AÑO NUEVO

Noche de Navidad: tañer alegre de las campanas, pastorcillos bailando y cantando villancicos... Misa del Gallo y al grito de ¡Cristo nació!... estallan aplausos, vivas, abrazos y felicitaciones y el súbito silencio a los acordes de la melodía: “Noche de Paz, Noche de Amor/ todo duerme en derredor...”

A pocos días el Año Nuevo y la plegaria: “Gracias Señor por el Año que se va/ Gracias Señor por el Año nacido hoy...”
Manuel Sifuentes Reyes



MÁS AMOR, MENOS CONSUMO EN NAVIDAD

Faltan escasos días para celebrar la Navidad, la fecha más trascendente de la humanidad. Gente de toda condición y de todo el orbe no escapa a expresar sus afectos por la llegada del Redentor. Y estos sentimientos deben coincidir con el mensaje que trajo el Niño Jesús.

Amor, paz y justicia es el trípode de valores que simboliza la Navidad. Sin embargo, en las circunstancias actuales no se cumplen estos preceptos. El consumismo por las cosas materiales ha invadido la conciencia de los hombres.

En referencia a los pueblos de la provincia de Pallasca, habrá Navidad si los niños de sus más de 65 caseríos compartan en Noche Buena una porción de semitas, junto a una taza caliente de hierbas silvestres, siquiera.

Habrá Navidad en la provincia, si las mujeres del campo son atendidas con medicina para aliviar sus males o con alimentos para sostener a su numerosa y paupérrima prole.

Habrá Navidad, si los ancianos y hombres desposeídos tengan acceso a una ración de comida, así como una atención adecuada por parte de sus autoridades y de su prójimo.

Habrá Navidad, cuando los agricultores pallasquinos sean beneficiados con la técnica adecuada, con semillas, abonos y herramientas que propicien el cultivo de sus chacras y no se conviertan más bien en carga pesada para el pueblo y para el Estado.

Habrá Navidad, si a los niños y niñas de nuestra provincia, sus padres les prodiguen afecto, comprensión, apoyo y tolerancia para realizarse y convertirse en los forjadores de sus pueblos. Habrá, asimismo, Navidad, cuando las discrepancias entre los compoblanos se amengüen. De igual modo, cuando los once alcaldes y las demás autoridades locales demuestren en sus actos transparencia, equidad en la distribución de los dineros, igualdad en la aplicación de la justicia.

Navidad debe significar, en todo instante, brindar mucho amor al prójimo, convivir en paz y no derrochar el dinero en bienes materiales superfluos que la sociedad de consumo impone en nuestros días.

El Proyecto Cultural Cantarria, por intermedio de su revista radial ‘Mirando Nuestro Perú’, se aúna a estas celebraciones y les desea una feliz Navidad y un Año Nuevo pleno de satisfacciones.
EWVS





LA NAVIDAD EN CABANA (EWVS)

Los días previos al nacimiento del Niño Manuelito, que así se conoce en nuestra querida tierra, lo pobladores de los barrios de Huayumaca, Pacchamaca, San Jerónimo y Trujillo han arreglado en sus casas y en el templo hermosos "Nacimientos", todos ellos adornados con flores y ramas del campo: verdes y espigados sháyapes y achupallas, brillantes flores de piedra, espinosos wagores, cachuna y pajillas de la puna, silvestres pacras, flor de rima - rima, frescas champas traídas especialmente del Manantial Amarillo; así como con gran cantidad de juguetes elaborados por los artesanos en barro quispe, yesca, yeso o laja plomiza.

En Huayumaca, barrio de "Los Resbalados", -nos refiere el maestro Manuel Sifuentes Reyes- sobresalían los "Nacimientos" de Don Demetrio Utrilla, Natividad Guzmán y Efigenia G. Vda. de Vásquez. En Trujillo, "Barrio Viejo", destacaban los de Doña Jerónima Purificación, Juana Cauracurí y del siempre recordado maestro Cirilo Vásquez. En San Jerónimo, barrio de "Los Shushunas", los de doña Claudicia Sifuentes y Bertha Novoa y en Pachamaca, barrio de los "Catarapes", los de doña Margarita Brun, que alcanzó gran renombre.

Ya en la Noche Buena, se presentan por las calles Mercaderes, Concepción, El Embudo, Porvenir, Trujillo y Lima una comparsa de Pastorcillos encabezados por los tradicionales "Viejitos de Navidad”. Entran en la plaza principal danzando y entonando alegres villancicos con sabor andino, luego se dirigen al templo donde rendirán sus tributos al Niño Manuelito. Se realiza después la Misa Pascual con plena asistencia de los cabanistas.

Pero mientras todo esto sucede, muchos niños han dejado sus cartas metidas en sus zapatos para ver si esta Noche el candoroso Niño Manuelito les obsequia un regalo. Y así se han quedado dormidos. Se sirve, luego de la Misa, el chocolate caliente acompañado con bizcochos que han preparado los panaderos del pueblo: La tía Eladia, don Alejandro Saavedra, don Atilio López, el tauquino, o las mismas dueñas de casa. También se saborean los riquísimos buñuelos empapados en abundante miel.

Así ha pasado la Noche Buena. Al siguiente día, gran cantidad de niños de los cuatro barrios, plenos de alegría exhiben sus juguetes en la Glorieta de la Plaza. El Niño ha cumplido con todos ellos. Para los restantes, el próximo año será.

Posteriormente se efectuará la tradicional Adoración de los Reyes Magos y las Clásicas "Levantadas de Niño" hasta fines de enero en Cabana y los demás pueblos de la Provincia de Pallasca.



RADIO TEATRO.
LA NAVIDAD EN CABANA
Por: Enrique Vásquez Sifuentes

Personajes: La abuelita, Juan, Carlos, Julio (los nietos)
Escenario. La casa de la familia Sifuentes Reyes en Cabana- Pallasca-Ancash.

PRIMER ACTO

ABUELITA: ¡Bueno hijitos! Mañana ya terminan sus exámenes de fin de año. Espero que hayan salido bien. Los maestros Filomeno, Alejandro y Alberto me han pasado la voz que no han tenido problemas con ustedes.

CARLOS: Así es abuelita.

JUAN: Por supuesto que sí abuelita. A nuestros maestros siempre les hemos hecho caso y respetado mucho.

ABUELITA. ¡Estos son mis nietos! Los felicito a todos. Pero mañana temprano vamos a preparar el Nacimiento del Niño Dios, como lo hacemos hace mucho tiempo.

CARLOS. Claro que sí abuelita.

ABUELITA. Y lo quiero grande como el de tu tía Amalia que lo arregla abajo en Puchumalca.

JUAN. Así lo haremos. Pero necesitamos muchos adornos para el Nacimiento.

JULIO. Entonces el domingo nos vamos todos al Manantial Amarillo a recoger las champas, las crestas de gallo y otras flores silvestres. Llevaremos canastas y el fiambre respectivo.

CARLOS. Bueno, y el lunes les espero en Pushaguida para caminar por Chugurmaca hasta Pashas recogiendo wagores, flor de piedra, pajillas, shayapes, achupallas, dogos y otras plantas que crecen en los cerros de Cabana.

JUAN. Con todo ello haremos un lindo Nacimiento.

ABUELITA. Está bien. Temprano les preparo sus tortillas, su frejol en manteca, un poco de máchica y cancha para que resistan durante la faena. Voy a decirle a su abuelito Enrique que les preste un machete y unas cuantas alforjas para que traigan las plantitas que recogerán.

JULIO. Entonces, hermanos y primos a prepararnos, mañana a las 8 vamos camino a Huacoloma y el lunes a Pushaguida para completar los adornos del Nacimiento.

ABUELITA. ¿Y cómo les fue?

CARLOS. Bien… muy bien… abuelita, ya tenemos lo necesario.

JUAN. Entonces, manos a la obra, a preparar el Nacimiento del Niño Dios. Aún faltan 7 días para la Navidad.

JULIO. Listo, voy a barrer la sala. A ver quienes me acompañan En esta esquina haremos el Nacimiento.

ABUELITA. Su abuelito Enrique les ayudará, lo mismo que mis hijos Manuel, Ercilia, Juana, María y Cira.

CARLOS. Así es abuelita. Comencemos, entonces.

JULIO. Aquí, debajo de esta peña levantaremos el Pesebre, en los extremos los cerros y el valle. Luego pondremos los adornos que hemos recogido en las chacras, también los animalitos que están en el baúl de la abuelita.

JUAN. Ya falta poco para concluir el Nacimiento. Le daremos una miradita para ver lo que falta.

CARLOS. Así es. Falta colocar el gallito, la estrella de Belén y las luces.

ABUELITA. ¿Avanzaron? No se demoren mucho.

JULIO. Ya lo tenemos listo, abuelita. Esperemos tan solo el 24 de diciembre.

ABUELITA. Muy bien, les felicito a todos y ahora a prepararnos para la Noche Buena.

(Música. Se escucha un huayno cabanista)

SEGUNDO ACTO

ABUELITA. A ver mis queridos nietos. Hoy es 24 de diciembre, vísperas de Navidad. Esta noche estaremos reunidos toda la familia.

CARLOS. Claro que sí abuelita. Mi papá, mi mamá y mis hermanos vamos a venir temprano desde Pushaguida.

ABUELITA. Bueno, tú Juan y tú Julio vayan hasta la Cruz Misionera a pasarle la voz a su tía María y le dicen que esta noche les espero en la casa de El Porvenir.

JUAN, Así lo haré, abuelita.

JULIO. Yo también.

ABUELITA. A todos mis nietos los quiero tener juntos. Se lavan la cara y las manos, se mudan de ropa, se lustran bien esos zapatitos y a las 8 de la noche nos vamos a escuchar la misa que hará el Padre Ciro Palay.

CARLOS. Así lo haremos.

JUAN. Vamos ya a la misa, acaba de dar el tercer repique de campanas.

JULIO. Sí, vamos. ¡Miren los Viejitos de Navidad! Vienen bailando y cantando por la calle Mercaderes.

ABUELITA. Así es. Desde que era niña, en esta tierra de Cabana los Viejitos llegan a la iglesia a cantarle al Niño Dios. Vienen también los pastores y el Ángel San Gabriel. Siempre lo hacen bailando y cantando al compás de los músicos del pueblo.

CARLOS. Ya están en la iglesia. Veo mucha gente de Huayumaca, Pacchamaca, San Jerónimo y Trujillo, los cuatro barrios de mi Cabana.

JUAN. También miro el enorme y lindo Nacimiento que han confeccionado entrando la iglesia, en el lado izquierdo y al Padre Ciro que realiza la misa.

JULIO. Ahora nos toca adorar al Niño Jesús. Vamos a la cola.

ABUELITA. Al término de la Misa de Gallo nos retiramos juntos a la casa. Ahí nos espera un chocolate caliente, los bizcochos, las semitas y los buñuelos que he preparado con sus tías Ercilia y Cira.

CARLOS. Luego probaremos el chanchito asado que lo ha horneado la tía Eladia.

ABUELITA. Ya van a dar las doce de la noche. A ver hijos, traigan a mis nietos y siéntense alrededor de esta mesa.

JULIO. Apúrense, faltan cinco minutos para las 12.

ABUELITA. Enciendan esas ceras. Pónganse de pie. Vamos a rezar, vamos a dar gracias al Niño Jesús ya que esta Noche nos ha reunido a toda la familia.

JUAN. Pero también cantemos en esta Noche Buena. En este día en que ya nació el Niño Dios.

TODOS. (Cantan a viva voz)



¡Viva! ¡Viva!
Jesús mi amor.
¡Viva! ¡Viva!
mi Salvador.

Oh, precioso hermanito,
ejemplar de candor;
eres más tierno y hermoso
que el más bello arrebol.